Review // Jeju volcanic black head out balm de Innisfree

Estamos delante de uno de esos productos que aunque no lo parezca, los resultados se ven a largo plazo. Y es que Jeju volcanic black head out balm, promete “derretir” los puntos negros para facilitar la tarea de limpieza, pero con algún pero.

image

Modo de empleo
Cogemos un poco de producto y lo masajeamos durante al menos tres minutos sobre la piel, haciendo hincapié en las zonas más conflictivas. No sé si se aprecia bien en la foto, pero le he hecho un surco, para coger mejor el producto, ya que la capa de arriba es un poco más fuerte, y no se coge bien el bálsamo. Es más, tiene textura como de aceite solidificado, pero algo más duro. Mientras lo esparcimos, iremos notando cómo vamos arrastrando “algo” aunque a simple vista no veamos mucho/nada. Es una sensación un poco extraña. Una vez hemos acabado podemos retirarlo con agua o como yo prefiero, con jabón y agua templada porque así se mezcla un poco los productos y limpia más. Cuando salgo de la ducha, con la cara seca, también me lo aplico para aprovechar que tengo los poros abiertos.

Resultados
Este bálsamo, actúa sólo en la capa superior de los puntos negros, con lo que no veremos una gran mejoría en un primer uso. En el fondo estamos ante una ayuda para la limpieza diaria y no un producto milagroso.

Conclusión
Es un producto que fue un poco decepcionante al principio porque esperaba más efecto en los puntos negros, pero ahora que lo voy incluyendo en mi rutina diaria, no es mal producto. Diría que sí tengo la piel más limpia, pero por dos semanas usándolo tampoco es nada del otro mundo. Me costo 5€ en f2plus1 un gran vendedor, aunque sentí que fue un poco tacaño con las muestras.

//////////////////////////

Actualización

Tras dejarlo aparcado meses porque era un engorro añadir un paso más a mi limpieza diaria, y que tampoco veía buenos resultados visibles a simple vista, lo he retomado para no tener el tarro por ahí pululando y acabarlo. Lo estoy usando cada vez que me limpio la piel y tras 10 días de usarlo, siento la piel con menos puntos negros. Cuando me lo aplico, no noto demasiado, pero ha sido con el uso continuado que he visto mejoría. Quizá la diferencia es que esta vez me lo aclaro antes de pasarme el jabón y no juntándolo como hacía antes. Sigo pensando que no es indispensable, pero si se padece de muchos puntos negros, es una ayuda. En este blog coreano, podéis ver mejores fotos que las mías. A mi no me va tan bien como a la chica o yo no lo sé apreciar, pero podéis ver que sí acaba limpiando bien. Creo que en el fondo es como un aceite limpiador y me está gustando mucho esta rutina de primero aceite, luego jabón.