Rutina de limpieza facial

Desde hace bastantes años, no me salto ningún día mi rutina facial de limpieza. Odio tener brillos y que aparezacan miles de puntos negros y si no llevo un régimen estricto de limpieza, mi cara es el caos. Por eso me sorprende cuando hay chicas que no lo hacen y mucho más cuando ni siquiera saben cómo hacerlo.

En este post os detallaré el plannig que le hice a mi hermana y qué productos uso para que os pueda servir a vosotras también. Estos son los pasos:
  1. Desmaquillante. Me maquille o no, siempre me limpio con agua micelar. La razón de usarla aunque no me haya maquillado, es porque ayuda a retirar el exceso de sebo de la piel y la polución que pueda haber en el ambiente. Ahora mismo uso Agua micelar de Bioderma, y estoy bastante contenta.
  2. Jabón. Con el jabón nos aseguramos dejar la piel perfectamente limpia y según que producto usemos podemos aprovechar para tratarla. Yo ahora mismo alterno con dos: Baking Powder de Etude House y Piel de Ángel de LUSH. Lo hago así porque el primero es bastante exfoliante y uso el segundo los días que noto que la piel está un poco sensible.
  3. Tónico. Podemos pulverizarnos la cara (si el envase lo permite) o pasarnos con un algodón directamente empapado del producto. Hay la falsa creencia que el tónico sirve para limpiar más la piel, y en realidad la suciedad que vemos es la que se nos ha escapado con los dos pasos previos. La función de un tónico es preparar la piel para recibir los productos de tratamiento. Ahora mismo uso Wonder Pore de Etude House .
  4. Hidratante. La hidratante ayuda a que la piel no pierda agua. Por eso, por mucha hidratante que nos pongamos, si no bebemos agua, podríamos seguir teniendo la piel deshidratada. Es importante acertar con la formulación, porque si tiene base de aceite, a las pieles grasas les sacará enseguida brillos, y si la fórmula es ligera, para las peles secas quedará insuficiente. Ahora mismo uso Enzymion. Me estaba yendo muy bien, pero ahora no me hidrata la suficiente. Estoy buscando alternativas mientras la acabo.
  5. Contorno de ojos. Es el último paso que he añadido a mi rutina, ya que por suerte, no suelo padecer grandes ojeras ni bolsas. Aún así, es bueno tener un cuidado especial con la zona de los ojos ya que es especialmente delicada. Si no queréis usar un antiarrugas (que a veces parece que es el único tratamiento posible en el contorno) os recomiendo uno que sea hidratante como el Avocado de Kiehl’s. Lo tengo en la nevera y ayuda a descongestionar esta zona por las mañanas. Por la noche uso el Midnight Recovery Eye también de Kiehl’s ya que me aporta mayor hidratación.
Estos pasos los hago mañana y noche. Después los complemento con otros productos.
Mañana: Añado un reductor de poros. El que uso ahora reductor de poros árbol de té de The Body Shop. Este producto sirve para reducir el tamaño de los poros (a largo plazo, que me gustaría verlo) y evitar que se meta suciedad en ellos. También ayuda que la base de maquillaje (bbcream para mi) aguante más.
Noche: Aquí es cuando me pongo tratamiento. Tengo tres productos que voy alternando. El primero es Sébium Global de Bioderma para reducir granitos y puntos negros. Recientemente incorporé Sleeping pack de Etude House. Es un tratamiento que uso dos veces a la semana para reducir el tamaño de los poros. Y una vez a la semana empleo Midnight Recovery de Kiehl’s para darle un gran descanso ala piel de tanta abrasión y que no pierda elasticidad.A todo esto le añado unas 2 veces por semana una mascarilla. También tengo diferentes, según el resultado que deseo. La Máscara me proporciona una limpieza profunda sin resercar la piel. Otra que siempre está en mi armario es Rare Earth Pore Cleansing Masque de Kiehl’s, que ayuda a cerrar y limpiar poros  y deja un tacto de piel uniforme. Estas dos las alterno con otras que van apareciendo como las mascarillas frescas de LUSH o mascarillas de tela con esencia impregnda que tanto gustan en Asia.

Entiendo que hacer todo esto, pueda dar pereza, pero llevar una buena rutina de limpieza y usar protector solar, es lo mejor que podemos hacer para nuestra piel. No es necesario tener dos o tres productos para cada paso. Lo hago para que la piel no se acostumbre a un producto y alternar con sus  beneficios. Podemos obviar algún paso, pero nunca olvidar al menos los cuatro primeros.

¿Qué rutina seguís vosotras? ¿Es parecida? Estaré encantada de hacer el review que me pidáis de los productos que he mencionado.